Antibitico Indicado Para Acne

Foliculitis Causas tratamiento y consejos para prevenirla

La foliculitis ocurre cuando los folí­culos pilosos, que son esos bolsillos pequeí±os que dan crecimiento al cabello, se infectan producto de bacterias, virus u hongos, aunque la causa mí¡s comíºn suele ser la bacteria Staphylococcus aureus. La afeccií³n suele manifestarse en forma de diminutos granitos de color blanco alrededor de uno o varios folí­culos pilosos y sus sí­ntomas varí­an segíºn el tipo de infeccií³n. De esta manera, la foliculitis superficial puede provocar pequeí±as protuberancias rojas o llenas de pus sobre los folí­culos pilosos, ampollas llenas de pus que se revientan y forman costras, piel enrojecida e inflamada y picazí³n o dolor. En tanto, la foliculitis profunda puede producir.

Una gran protuberancia o masa inflamada, ampollas llenas de pus que se revientan y forman costras, dolor y posibles cicatrices una vez que la infeccií³n desaparece. Entre las formas superficiales es posible incluir a la foliculitis estafilocí³cica, un tipo comíºn que se caracteriza por la comezí³n en cualquier parte del cuerpo, a la foliculitis de la tina, que es causada por bacterias pseudomonas que prosperar en una amplia variedad de entornos, a la pseudofoliculitis de la barba, una inflamacií³n que afecta a los folí­culos pilosos en la zona de la barba, y a la pityrosporum foliculitis, que resulta frecuente en los adolescentes y los hombres adultos. Por el contrario, los tipos de foliculitis.

Profunda incluyen a la sicosis de la barba, que se da en hombres que han comenzado a afeitarse, a la foliculitis gramnegativa, que suele desarrollarse cuando se estí¡ recibiendo un tratamiento prolongado para el acné, a la foliculitis eosinofí­lica, la cual se manifiesta en personas con HIV, y a los foríºnculos y í¡ntrax, que ocurren cuando la bacteria estafilococo infecta de manera intensa los folí­culos pilosos. Si bien los casos de foliculitis leve no suelen generar complicaciones, sí­ resulta posible que una infeccií³n severa derive en diversas condiciones mí¡s o menos complejas que pueden ocasionar una serie de foríºnculos que se hacen mí¡s grandes y mí¡s dolorosos con el paso de tiempo, cicatrices gruesas y con relieve,.

Y hasta la caí­da permanente del cabello. A pesar de que la diabetes, la leucemia crí³nica, el trasplante de í³rganos y el VIH pueden mermar la resistencia, otras causas mí¡s comunes de foliculitis incluyen a la friccií³n al afeitarse. al uso de ropa ajustada, a la sudoracií³n excesiva, a los tratamientos prolongados con antibií³ticos para el acné, a la obesidad, a las enfermedades inflamatorias de la piel, como la dermatitis o el acné, a las lesiones en la piel, tales como las abrasiones o las heridas quiríºrgicas, a los revestimientos en la piel, como los vendajes de plí¡stico o la cinta adhesiva, y a la exposicií³n al agua caliente. Por eso, ante la aparicií³n de algíºn sí­ntoma,.

Es importante que consulte a un dermatí³logo, quien puede diagnosticar la foliculitis íºnicamente examinando su piel, aunque también resulta posible realizar una biopsia o enviar una muestra de una de sus píºstulas a un laboratorio para determinar con mayor precisií³n la causa de la afeccií³n. Generalmente, los casos leves de foliculitis suelen desaparecer sin tratamiento alguno. Sin embargo, los casos persistentes pueden requerir de un tratamiento antibií³tico o antimicí³tico, que el médico recomendarí¡ segíºn la gravedad y el tipo de infeccií³n. De esta manera, tanto la foliculitis estafilocí³cica, como la foliculitis gramnegativa serí¡n tratada con un antibií³tico que se aplica a la piel.

O que se toma por ví­a oral, mientras que la foliculitis pityrosporum precisarí¡ de un antimicí³tico, también tí³pico o por ví­a oral. En tanto, la foliculitis de la tina rara vez necesita de tratamiento especí­fico, al igual que la pseudofoliculitis de la barba, que suele desaparecer simplemente a través de una serie de cuidados personales. De padecer sicosis de la barba, en cambio, el médico puede aconsejar el uso de compresas calientes, mientras que los foríºnculos y í¡ntrax suelen drenarse mediante una pequeí±a incisií³n. Por su parte, la foliculitis eosinofí­lica puede combatirse por medio de corticosteroides tí³picos u orales.

Del mismo modo, también resulta posible aliviar el malestar a través de diversas medidas, tales como aplicar un paí±o tibio y híºmedo o una compresa en la zona afectada varias veces al dí­a, utilizar una locií³n de hidrocortisona de venta libre, lavar suavemente la piel infectada dos veces al dí­a con jabí³n antibacterial, evitar afeitarse la piel irritada, no compartir toallas o paí±os, y mantener limpios los jacuzzis.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (43 votes, average: 3.00 out of 5)
Loading...

Leave a Reply